Remedios para dormir bien

Cuando tu niño no duerme bien  lo primero que debes revisar son las rutinas que empleas con él a la hora de irse a la cama. Los expertos recomiendan que, a partir del año, un niño duerma al menos 10 horas cada noche.

Hay un porcentaje muy elevado de niños con problemas para dormir: se despiertan muchas veces por la noche, se desvelan fácilmente o simplemente no quieren ir a dormir. Los niños que pierden horas de sueño de manera crónica tienen peor rendimiento escolar cuando inician la etapa de Primaria y un desarrollo del lenguaje más lento.

W0111_16 (2)

Debes abordar el tema poco a poco, darles seguridad, averiguar qué le puede estar sucediendo y crear hábitos para que puedan ir a la cama temprano. Este tipo de problemas deben ser tratados con la mayor brevedad posible ya que  esto puede convertirse en una situación crónica. La falta de sueño ocasiona trastornos como: mal humor, llanto sin causa, mal estar, incluso sus defensas pueden verse comprometidas por este hecho.

Puedes encontrar soluciones en distintos ámbitos:

1. Rutinas:

A veces es suficiente con establecer una misma pauta de conducta cada dia. Bañarse a la misma hora, cenar a la misma hora, jugar un ratito y leer un cuento para relajarse justo antes de dormir.

2. Homeopatía:

Sugiere productos como Kindival para ayudar a los niños a conciliar mejor el sueño y a relajarse. Si optas por esta opción es recomendable consultarlo antes con un médico para que valore tu caso.

3. Aromaterapia:

Siempre bajo la supervisión de un experto, puedes poner unas gotitas de lavanda en un difusor especial de aromaterapia. También puedes hacer un spray y rociar la camita unos minutos antes, o darle un masajito con aceite de almendras y unas gotitas de esta esencia, por ejemplo en los pies, o aprovechar la hora del baño para relajarlo con un masaje corporal con este preparado.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *