Cómo enseñar a un niño a ser ordenado en el hogar

Cómo enseñar a un niño a ser ordenado en el hogar es algo que no tiene secretos para muchas madres. Ésas que siempre tienen la casa recogida, ésas que no se tropiezan con juguetes y se caen al suelo, ésas que tienen hijos que encuentran sus cosas sin necesidad de preguntarles dónde están.

Tú también puedes formar parte de esta élite con las pistas que te damos.

Cómo enseñar a un niño a ser ordenado en el hogar y no morir en el intento

  1. Pónselo fácil.

Cada vez existen más lugares donde poder comprar distintos tipos de contenedores, cajas o recipientes bonitos y divertidos donde almacenar muñecos, cochecitos , bloques de construcción o dinosaurios. Diferentes formas, tamaños y colores te ayudarán a ponérselo fácil. Éste es un sistema muy eficaz para saber cómo enseñar a un niño a ser ordenado en el hogar que consigue que la tarea sea fácil y ágil, y que no les robe tanto tiempo.

Para lograrlo puedes:

– Comprar diferentes cajas o contenedores de plástico.

Etiquetarlos con el nombre de lo que se tiene que guardar dentro o el dibujo de lo que contiene, para hacerlo más divertido.

– Poner números o colores que les faciliten el orden de recogida para que, por ejemplo, puedan empezar con lo que más espacio ocupa y después lo más pequeño o para que entre los hermanos se repartan la tarea.

En Stikets te lo ponemos ¡muy fácil! Podrás conseguir que tus peques organicen sus cosas con estos originales y prácticos vinilos de pizarra. Son fáciles de borrar y fomentarán su autonomía.

etiquetas pizarra

  1. Cómo enseñar a un niño a ser ordenado en el hogar con mucha marcha.

Pon música. Ya sabes que les encanta y son más marchosos que nadie así que, aprovéchate de ese alma rumbera que tienen y mételes los grandes éxitos de tu clase de spinning para darles caña. Así conseguirás:

– Que recojan más rápido y de mejor humor.

Que relacionen la recogida del cuarto con una actividad que les gusta.

– Que vean que ser ordenado no tiene por qué ser aburrido.

  1. Planificación.

Un poco de ayuda no viene mal. Sobre todo si tus hijos son pequeños, necesitarás enseñarles a recoger. La planificación les dará mejores resultados y, en ese sentido, tú les puedes guiar para que sepan que:

Todas las piezas del mismo tipo de juego se guardan en la misma caja, bajo la misma etiqueta.

– No hay que mezclar porque si no, después, no podrán encontrar lo que buscan para jugar.

– Recoger es más fácil cuando se libera un poco de espacio y, por eso, primero tienen que guardar lo que más ocupa por el suelo o la mesa.

  1. De campeonato.

Si tus hijos son competitivos y eso de ser ordenado en el hogar parece que no va con ellos. Convierte la tarea en una carrera. Para que te salga bien la jugada:

– Asigna a cada uno de tus hijos la recogida de una parte proporcional de los juguetes por el suelo.

– Establece unas reglas, que deben cambiar cada día, claro. Para hacerlo más interesante, puedes proponer que sólo puedan usar la mano izquierda, o que, tras llenar una caja tengan que dar cinco saltos y hacer dos flexiones o que tienen que recoger cantando.

Determina cuál será el premio para el ganador. Por ejemplo, elegir el libro que les leeréis por la noche, escoger la actividad para el tiempo libre del día siguiente o ración extra de mimos y besitos.

  1. A prueba de fallos.

Enseñar a un niño cómo ser ordenado en el hogar es un proceso largo y tú actuación debe estar libre de fallos. No cometas el error de recoger tú sus cosas porque, si te ven, estás perdida. Puedes echar una mano si ellos también están recogiendo pero, igual que tú tienes sus obligaciones, ellos tienen las suyas. Hacerles el trabajo no les beneficia (¡y a ti tampoco!).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *