Cómo enseñar a un niño a vestirse solo

No te preocupes si no cómo enseñar a un niño a vestirse solo. Todos somos diferentes y también lo son nuestros hijos. Unos evolucionan más rápido y otros necesitan un poquito más de tiempo. También existen diferencias en materia de género. Las madres de chico y chica se dan cuenta enseguida de que las niñas desarrollan sus habilidades de forma más temprana. La cuestión es que es posible y en las siguientes líneas te decimos cómo conseguirlo paso a paso.

6 Pistas para que puedas decir que ya sabes cómo enseñar a un niño a vestirse solo

  1. No se lo exijas demasiado pronto. Si aún no ha desarrollado las suficientes capacidades como para ocuparse de esta tarea sin ayuda, tu exigencia podría frustrarle y provocar que sienta rechazo hacia ella.
  2. Puedes empezar a pedirle que te ayude a ti mientras le vistes. Si sabes cómo enseñar a un niño a vestirse solo tendrás claro que es buena idea. Le gustará saber que te echa una mano. Pídele que desenrosque los calcetines, que cierre los puños y empuje los brazos para meter las mangas o que estire el pie y empuje la pierna para las perneras.
  3. Proponle que escoja su propia ropa. Ya sabes que puede crearte problemas pero es por una buena causa. Aunque tu hijo salga de casa a veces poco conjuntado, sólo será al principio, puesto que eso también lo irá aprendiendo.
  4. Empieza a darle más responsabilidad y dile que, cuando se levante, deje preparada sobre su cama la ropa que quiera llevar ese día. Después, repasad juntos que está todo lo necesario y que no se ha olvidado de nada. En este momento, puedes empezar a darle pistas que le ayuden a combinar mejor, alabándole cuando lo consiga solo o dándole algún consejo cuando no, en forma de recomendación y sin imponer. Podrías, por ejemplo, decirle “las letras de la camiseta son del mismo color que esa sudadera con capucha, podría quedar muy bien también con ella”.
  5. El momento más complicado en el proceso según quienes saben cómo enseñar a un niño a vestirse solo es cuando deben hacerlo por sus propios medios. Si ves que tu hijo está preparado, pídele que un día te dé una sorpresa y lo haga. Ese día, reacciona con total alegría y dile que estás orgullosa de él.
  6. Habrá dificultades en el camino, que debes asumir con calma. Determinadas prendas son más complicadas de poner que otras (si quieres decir que ya sabes cómo enseñar a un niño a vestirse solo debes tenerlo en cuenta). Las cremalleras, pantalones más ajustados, los botones y los calcetines cuestan más. Dile que, si hay algo que no puede resolver por su cuenta, no dude en recurrir a ti. Hazlo con una sonrisa y alabando el resto de su trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *